En camino a la autenticidad: La evolución del reto de 28 días

Hace poco asistí a una clase de felicidad, si asi como lo escuchan de felicidad!! ya dan clase de eso !!. mi mama diria que ya no saben que inventar y lo cierto es que ahora hemos dado una vuelta a preguntarnos lo que considerábamos obvio y creo que esta bien, es tiempo de expandir nuestras creencias y nuestra conciencia.

En esta clase  de felicidad, la maestra hablaba acerca de hacer un checking de nuestro estado de felicidad, con la misma cotidianidad que hacemos un cheking de un lugar que visitamos en facebook , y aunque suena gracioso, es una práctica que pocos hacemos y que sin embargo nos despierta de vivir en piloto automático.

Preguntarte si estás feliz cada tres días,cada semana o tal vez cada mes, permite hacerte consciente de tus emociones, tus conflictos, tus metas y tus sueños. Y lo mejor de hacerte esta pregunta es que si no te gusta la respuesta puedes hacer cambios.

En mi checking que va desde mi último post a este que ahora lees, he estado viviendo cambios y duelos que hacen que sea difícil contestar con un simple SI o No soy feliz, y la verdad es que creo que lo que estoy aprendiendo es aceptar y amar el proceso de no siempre saberlo.

En mi último post hablaba de mi experiencia de haber terminado una relación amorosa y como escribir acerca de ello, me estaba ayudado a expresar  el dolor que estaba sintiendo en ese proceso. Vivir con dolor es algo que no nos enseñaron hacer, es algo que no se manejar, en mi vida anterior comúnmente lo que hacía en cuanto sentía el menor bosquejo de dolor era evitarlo (le sacaba la vuelta), lo negaba (decía que no estaba ocurriendo) o rechazaba (odiaba sentirlo, y me culpaba por sentirlo).

Y la verdad esas respuestas no me habían traído muy buenos beneficios, así que decidí que quería vivir este duelo de manera diferente, por lo que comencé a preguntarle a muchas mujeres acerca de sus mecanismos, ritos o  locuras que habían realizado para superar un duelo de pareja, podría ser cualquier cosa por extraña que pareciera; solo había una condición, tenía que ser  cosas positivas y productivas, ya que la borrachera y romper cosas ya las había vivido y no me habían funcionado.

Con toda la información que recibí, cree un reto de 28 días, con 28 actividades muy divertidas e interesantes que en breve las colgare Instagram y aunque no realice todas, porque sorpresivamente me empecé a sentir mejor, y empezaron a ocurrir cambios en mi vida, una de la actividades que más disfrute fue escribir historias.

Escribí tres cuentos maravillosos que a partir de mañana podrás conocer en esta página. Son historias de  amor en tres contextos diferentes: en una época diferente, en una cultura diferente y en una realidad diferente.

Este reto lo invente, por mi amor y pasión por la escritura y te puedo decir que me divertí, estremecí y disfrute muchísimo me permitió ser libre de vivir otra vida, de pensar de manera diferente, de escribir tres finales diferentes, de vivir el amor de tres maneras diferentes, me recordó cuánto amaba la escritura y cuanto puede ayudarte.

Espero que te transportes con ellos, espero que te des permiso de ser única, de disfrutar tus pasiones sin importar lo que diga nadie, tal vez ese, uno de los beneficios de un rompimiento, que inevitablemente te hace cuestionarte sobre tu vida actual, sobre si eres feliz, pero a mi sobre todo me hizo cuestionarme , si era auténtica con lo que sentía, con lo que soñaba, con lo que hacía, y te puedo decir que aun estoy en el camino, pero así como en el amor, en la pasion y proposito de vida, te puedo decir que solo es recordar y volver al centro , ya sabemos, que queremos y que vinimos a expresar, se resume todo en una de las frases más lindas de libro fue mi compañero en otro proceso y que te comparto como una misión de transmitir tan bello mensaje de Anita Moorjani:

“Tu ya eres lo que aspiras ser, ya eres lo que estás buscando alcanzar. Para eso eres como eres y por eso estás aquí”

Que la autenticidad vibre en tu alma y se exprese a través de la pasión con la que vivas cada día.

Con amor

SR

*Fotografía de Kaci Baum

Deja un comentario